Dicen que todo vuelve y que el pasado siempre está presente. La moda no es la excepción, por eso todos los años la apuesta por lo vintage vuelve a confirmarse. Y es que la ropa vintage tiene algo que la hace especial y su encanto no se pierde por más que pase el tiempo.

¿Tienes en tu armario alguna prenda de tu madre o tu abuela de la que no piensas deshacerte? Seguramente lo que te hace conservarla es el sentimiento asociado a ella y claro, un poco de nostalgia. Lo bueno es que la idea de que “está pasada de moda” ya no es excusa para no usarla.

Las razones por las cuales lo vintage no pierde vigencia son muchas y en WOM&NOW queremos nombrarte nuestras preferidas:

 blog-moda-vintage-actual

Es una declaración de amor por la moda

Los ítems vintage son una muestra clara de la historia de la moda. Demuestran que el paso del tiempo no le quita la magia a ciertos conjuntos y quien lleva una prenda de este tipo deja en claro su pasión por la ropa. ¡Lucir un outfit vintage es llevar la moda en la piel!

blog-moda-vintage-actual-2

 Aporta originalidad

Tener algo vintage es tener una reliquia: dichas prendas son totalmente exclusivas, ya que en su tiempo se fabricaban en pequeños volúmenes. Por eso usar esas características prendas de tejidos, con encaje o detalles, te permite destacar y crear tu propio estilo. Seguramente nadie tenga otra prenda igual.

blog-moda-vintage-actual-3

Es una moda exclusiva y de calidad

Hoy día lo vintage, lejos de asociarse a algo viejo o pasado de moda, resulta ser todo un estilo de vida. Los materiales que se usaban en el pasado para fabricar este tipo de ropa y accesorios eran de la mejor calidad, cosa que demuestra también porqué se mantienen como nuevas con el cuidado adecuado. Zapatos de puntas redondas, borcegos, vestidos tweed, sweaters oversize e incluso hombreras son todo un acierto en la actualidad.

Ahora ya lo sabes; tener algo vintage es casi un must para aportar un toque propio y original a cualquier look. Por eso, es hora de sacar esa prenda que creías pasada de moda y ponerla en un lugar privilegiado de tu armario.