Katharine Hepburn (1907-2003) fue mucho más que una actriz de Hollywood reconocida. Con su vida y sus decisiones personificó la mujer moderna en un momento en que la sociedad marcaba a las mujeres como objetos. Vivió su vida como quiso, tomó decisiones equivocadas, pero fue capaz de digerir tanto los éxitos como los fracasos, atreviéndose a llevar la vida que ella imaginaba.

Hoy es reconocida como un icono del siglo XX. Quizás hay algunas anécdotas de esta talentosa actriz que no sabías. Aquí te contamos algunas:

- Hepburn nació en una familia de clase alta de convicciones progresistas y con una madre activista femenina.

- Se licenció en historia y filosofía, aunque sus notas empezaron a destacar cuando le impusieron tener un buen expediente para actuar en el teatro de la universidad.

- Durante toda su vida fue físicamente muy activa, le encantaba el golf y jugó a tenis hasta prácticamente el final de su vida.

- Su primera interpretación en un teatro de Nueva York fue tan mala que la despidieron al instante.

- De toda su prolífica carrera, su interpretación en "Little Women" (1933) siempre fue su favorita.

- En la década de los 40, y tras una serie de fiascos cinematográficos, fue tildada como "el veneno de taquilla". Pero ella siguió adelante, trabajando cada personaje y no dando su brazo a torcer. Acabó consiguiendo numerosos premios entre ellos, 4 Oscars a la mejor actriz. Ninguna otra mujer lo ha superado todavía.

- No le gustaba dejarse ver en público y nunca quiso vestir siguiendo los cánones de la época. Se negaba a ir elegante por sistema y fue pionera en el estilo casual.