¿Hay algo más bonito que respirar el aroma de las flores? La dulzura de la primavera se puede sentir no solo en el aire, sino también en tu piel. Y como el verano está cada vez más cerca, es tiempo de encontrar aquella fragancia que sea perfecta para ti.

Elegir un perfume parece algo sencillo, pero es importante tener en cuenta ciertas claves a la hora de hacerlo. A continuación, te las damos a conocer para que encuentre el aroma perfecto para ti y este perdure en el tiempo.

Flores protagonistas

Suaves acordes florales combinados con chispeantes notas cítricas son un must durante esta temporada. Si buscas una fragancia de toques clásicos y cierta calidez, aquellas que contienen rosas o violetas serán tus aliadas. Si prefieres, una combinación más fresca y ligera, la flor de azahar es tu compañera perfecta.

canela-lavanda-perfume

A la hora de elegir…

Al momento de elegir un perfume es importante que optes por aquel que se adapte a tu día a día y te sientas cómoda al llevarlo.

El clima es un factor a tener en cuenta, ya que en los lugares con alta humedad ambiental, el aroma de los perfumes tiende a ser más intenso y menos duradero. Además, te recomendamos optar por fragancias más suaves por la mañana y dejar las
más intensas para la noche o momentos puntuales.

Recuerda probarlo siempre en tu piel, ya que no solo debe ser agradable a tu nariz sino también adecuarse a tu pH; así evitaras posibles alergias y descubrirás como se adapta el aroma al de tu piel.

¿Un consejo? No pruebes más de cuatro perfumes a la vez, los olores se mezclarán y no podrás distinguirlos claramente.

perfume-flor

Conserva tu fragancia en tres pasos

Una vez elegido el perfume, es importante tener en cuenta los siguientes consejos para que se mantenga en buen estado y la fragancia no se vea alterada. En primer lugar, recuerda siempre conservarlo en un lugar seco y fresco; en segundo lugar, no
olvides guardarlo lejos de la luz. Y por último, recuerda que la humedad no es buena amiga de los perfumes.