Es una ciudad antigua, preciosa y llena de actividades turísticas de las que disfrutar al aire libre. Edimburgo enamora y transporta a la gran cantidad de visitantes que deciden pisarla, por conservar la arquitectura y monumentos de la época gregoriana, al pasado.

La destacamos como destino perfecto para el mes de septiembre y te animamos que finalices la temporada de verano escapándote a la maravillosa ciudad escocesa. Además de no necesitar nada más que un fin de semana para explorar sus tesoros y particularidades, estarás encantada de alejarte del calor y sentir la brisa y temperatura de no más de 20 grados del norte.

Investiga los parques y jardines tan admirados que crean una estampa romántica y natural de la ciudad. Empieza por asombrarte con el escaparate de flores de cada temporada en los Jardines de la Calle de los Príncipes y luego escala la famosa Arthur’s Seat. Es la colina en la que hipotéticamente se encontraba el reino de Camelot y ahora, en vez de monarcas, hay turistas que la escalan para disfrutar de sus magníficas vistas del Old y New Town y del Castillo de Edimburgo.

Princess Street es quizás la calle más reconocida de la capital escocesa. Estando repleta de tiendas en un lado de la calle y en el otro, ocupada por la vegetación de jardines y parques enormes, te permite disfrutar de increíbles vistas al Castillo de Edimburgo. No olvides patearte el paseo Royal Mile para explorar las tiendecitas de productos típicos escoceses como el ‘Shortbread’ (galletas de mantequilla) o las prendas de cuadros escoceses.

¡Atención a las lectoras empedernidas! Si además eres una amante de la lectura y te has leído la saga entera de Harry Potter, agradecerás que te revelemos que la autora de los libros escribió el primer libro en una cafetería de al lado de la Royal Mile: The Elephant House. La cafetería se ha convertido en un lugar súper popular debido a la saga y ahora deja a todo el que quiera, ¡entrar y tomar fotos!

Escocia es un país muy pequeño, así que si te pica la curiosidad y quieres conocer otras ciudades o hacer excursiones para descubrir los impresionantes lagos de las afueras de la capital, ¡no dudes en hacerlo! Te recomendamos reservar una excursión en bus que dura aproximadamente un día, donde visitarás una destilería de Whiskey, el lago Lomond y la pequeña ciudad de Stirling, entre más cosas. ¡Un día empapándote de cultura escocesa!

Pero aunque no te muevas de Edimburgo, te deleitarás de la ciudad con solo pasear por sus callejones y castillos. Si además la visitas en este último mes de verano, la ciudad es lo suficientemente cálida para gozar de una cerveza en alguna terraza pero no lo bastante para sufrir un calor terrible explorándola. Eso sí, el ambiente histórico y la sensación de estar inmerso en un cuento medieval se consigue a lo largo de todo el año.