Si como nosotras, te has tomado la definición de ‘vacaciones’ muy en serio, habrás desconectado, te habrás saltado la dieta y te habrás pasado todo el período de descanso tumbada tomando un sorbo de un delicioso coctel. ¡Y es que es así como tendría que ser! Una vez que las vacaciones llegan a su fin, tenemos ganas de empezar de 0 e intentar llevar una vida más activa y sana, ¿no es así? Desde WOM&NOW te proponemos 5 tips con los que empezar a llevar una vida saludable. ¡Y son consejos realistas! Que puedes seguir diariamente, no llevan apenas tiempo y no cuestan nada.

1. ¡Muévete!

Aunque solo sea el hecho de ir en bici al trabajo en vez de coger el coche o la moto, ya estarás haciendo un pequeño cambio positivo y siendo más activa. ¡Y además de saludable es ecológico! Si te mueves en transporte público, puedes decidir bajarte una parada antes de la que te toca y caminar hasta la oficina. Con estos pequeños cambios diarios notarás una inmensa diferencia y quizás te anime a empezar a hacer deporte.

2. Cocina desde cero

Es muy fácil recurrir a la comida para llevar o a los platos ya preparados cuando llegamos a casa cansadas del trabajo y lo último que queremos es cocinar para nosotras y el resto de la familia. Muchas veces hacemos la compra y escogemos ensaladas y sopas ya preparadas que llevan una infinidad de conservantes y salsas que no tenemos en cuenta. Hacer una ensalada rica y contundente no nos llevará tiempo y será un plato ideal para la cena. Cocinando desde 0 cualquier plato evitaremos las salsas e ingredientes poco saludables y comeremos platos que nos satisfagan y que además contribuyen a nuestro objetivo de llevar un estilo de vida más sano.

                       

3. ¡El agua es clave!

Que hemos de beber al menos 2 litros de agua al día es algo que llevamos oyendo desde siempre. ¡Y es que es verdad! Diariamente perdemos agua a través de la respiración, la orina y el sudor. Beber agua no solo te ayudará a mantenerte hidratada y hacer que tu cuerpo funcione correctamente, sino que también permitirá que tu cuerpo convierta lo que comas en energía y así poder mejorar tu rendimiento en la oficina y en general.

4. Come más a menudo y en pequeñas cantidades

Come 5 veces al día pero platos de tamaño pequeño, suficientemente cargados para llenarte durante un par de horas. Recuerda también comer de manera variada. Incluye verduras y alimentos con grasas saludables y para tus snacks opta por una pieza de fruta o un yogur. Un estudio realizado por Europe-wide EPIC confirmó que comer una porción de fruta y verdura extra cada día podría aumentar tu esperanza de vida hasta un 20%. ¡Así de fácil!

                     

5. Aprende a controlar el estrés

Porque tener que lidiar con problemas en la oficina y sufrir porque no llegas a tiempo a buscar a los niños al colegio en un día de intenso trabajo, ¡es estresante! Los expertos recomiendan al menos 10 minutos al día a hacer yoga o meditación. Si no tienes tiempo para apuntarte a una clase impartida por profesionales, en Internet encontrarás un millón de páginas con ejercicios súper fáciles para novatos que te harán reflexionar y desconectar. Solo tienes que levantarte 10 minutos antes, ¡y notarás la diferencia!

Son pequeños cambios que no te costarán mucho esfuerzo y que seguramente te motiven a ir a más en tu camino de llevar un estilo de vida más saludable.

 

 

(Todas las imágenes han estado recuperadas de: www.pinterest.com)