Para algunas, estos días son más duros de lo habitual, ya que hemos tenido que reincorporarnos a la rutina después de unas merecidísimas, y a menudo agotadoras, vacaciones. Aunque tu trabajo te encante y disfrutes con tu vida laboral, volver a la rutina siempre es complicado. Supone levantarse más pronto, dejar de lado tus hobbies, volver al temido horario y empezar a correr. Para intentar aliviar esta inevitable sensación, hemos listado algunas ideas para que este septiembre te sientas animada, con proyectos, ideas y ganas de comerte el mundo.

Plantea un horario con espacios en blanco

A veces queremos hacer tantísimas cosas que acabamos llenando nuestro tiempo libre de actividades. A veces lo disfrutamos, pero muchas otras acabamos agotadas y estresándonos por algo que debería relajar. Intenta tener tiempo realmente libre durante la semana. Para que cada día puedas decidir qué hacer. A veces quedarte en casa, salir a pasear, dar una vuelta en bici o dormir más de la cuenta es todo lo que necesitas para estar en calma contigo misma.

¡Sigue leyendo!

Durante el año acumulamos una larga lista de libros que no conseguimos leer. Llegan las vacaciones y, con suerte, saciaremos nuestra sed de lectura. Pero, ¿por qué olvidamos el placer de la buena lectura durante el año? Te animamos a preparar una lista de libros que te apetezca leer y encuentra ratitos para hacerlo cada día. Durante el desayuno, durante los trayectos al trabajo o antes de dormir. ¿Sabías que la mejor manera de relajar tu mente antes de acostarte es leer un poco? Sustituye el teléfono o la tableta por un buen libro. Tu cerebro lo agradecerá.

Márcate un reto           

Una buena manera de mantener la vitalidad y renovar energía es plantearnos un reto que nos interese. No se trata necesariamente de bajar esos kilos de más o conseguir correr una maratón. Se trata de realizar un pequeño sueño que tienes escondido en un cajón. Para algunas será recuperar la silueta o ponerse en forma, para otras recuperar una amistad, aprender algo nuevo o restaurar una parte de tu casa. ¡Renueva tus ganas de disfrutar!

Hazte un regalo

Olvida lo que te han costado esos billetes de avión y date un capricho. Seguro que habrá algo que quieras comprar o que consideres totalmente necesario. Prueba con renovar tu armario y empezar el otoño con estilo.

Recuerda que de septiembre a julio, la vida sigue, y puede ser también un viaje maravilloso. ¡A disfrutar!