0

Product was successfully added to your shopping cart.

City Effect

La colección de invierno 18/19 de Wom&Now


La simplicidad de viajar impulsa nuevos vínculos entre personas. Un abanico de experiencias, oportunidades y conexiones culturales que permiten crear universos y ampliar puntos de vista. Estos nuevos nexos son el denominado City Effect con el que Wom&Now ha bautizado su colección para el FW1819.

Una colección optimista, urbana, de aire sofisticado, para una mujer estilosa, segura de sí misma y que busca en la moda ese complemento perfecto que la siga en su día a día. Para ella, presentamos en la 080 Barcelona Fashion una propuesta que ha ido del día a la noche, empezando con looks más cómodos y acabando con outfits de cocktail y ocasiones especiales. Los total looks al tono, los detalles de pelo y plumas y los accesorios de fantasía que complementan los looks han dado el toque final a la propuesta.

Con el perfecto patronaje que es marca de la casa, la presentación se inicia con un abrigo suave de lana con un delicado pelo de efecto tricot en las mangas. Diferentes versiones de un estampado de cuadros al biés, toques de lana fría en pantalones y faldas, curiosos plisados en mangas y algunas prendas en pana constituyen el alma de la línea más casual, para el día y para el viaje. Su paleta de colores va desde el crudo, pasando por varios tonos de rosa – empolvado, envejecido - hasta el gris y el negro.

La colección incluye un conjunto de prendas destinadas a la mujer profesional que necesita un look impecable: elegante, sobrio y atractivo. La firma propone distintas aplicaciones de estampado floral, faldas plisadas y chaquetas perfecto de piel, entre otros. El traje sastre navy y la combinación del crepe satinado con paillettes son las claves de esta línea, cuya gama de colores se complementa con el caqui y el burdeos.

A la caída del día la propuesta de Wom&Now se sofistica con una gama de morados y malvas combinados con el clásico negro. Vestidos y faldas largas, algunos con estampado geométrico sobre viscosa, conviven con un traje de levita de doble tela donde la excelencia del patronaje se hace patente. Un mono de gasa y un espectacular vestido negro de fil coupé con cola de gasa de seda preparan el cierre del desfile, que fascina con un impresionante abrigo de cuadros tejido con gruesos hilos de fantasía y suave y cálido pelo.